Mejillones con Sobrasada de Mallorca y tomate confitado

  • Mejillones con Sobrasada de Mallorca y tomate confitado

Taller Sobrasada de Mallorca octubre 2019. Koldo Royo

Ingredientes:

  • 140 gr Sobrasada de Mallorca
  • 120 gr tomate confitado
  • 2 cucharas de chalotas confitadas
  • 6 dientes de ajo confitado
  • 1,4kg mejillones limpios
  • 180 ml vino blanco
  • una pizca cayena
  • 7 gr perejil picado
  • Pan tostado para acompañar

Elaboración:

  • En una sartén grande a fuego medio-alto, cocinar la sobrasada rompiéndola con una cuchara de madera hasta que empiece a dorarse, unos 3 minutos. Añadir el tomate confitado, chalota confitada y ajo confitado y continuar la cocción hasta que la sobrasada se dore y se haya prestado la mayor parte de su grasa, otros 3 minutos.
  • Añadir los mejillones a la sartén con una sacudida rápida para combinar. Añadir el vino y revolver con cuchara de madera raspando los residuos dorados desde el fondo de la sartén. Sazone ligeramente con sal y hojuelas de pimienta roja.
  • Tape parcialmente la sartén, dejando un poco la salida de vapor y cocine hasta que los mejillones estén abiertos, de 2 a 3 minutos. Compruebe los mejillones sin abrir. Si son relativamente ligeros, estén probablemente muertos y deben ser desechados, de lo contrario, cocine por 1 o 2 minutos más para ver si se abren.
  • Añadir las hiervas y servir en una cazuela en medio de la mesa. Servir con pan tostado frito untado en ajo y perejil

Tomate confitado:

Ingredientes:

  • 1,4 kg de tomate pera
  • sal
  • 10 dientes de ajo, aplastado
  • 10 ramitas de tomillo fresco
  • 1 cucharada de orégano secado
  • Pizca de hojuelas de pimienta roja molida
  • 2 tazas (480 ml) de aceite virgen extra
  • Hojas de albahaca

Elaboración:

  • Preparar el horno a 120º
  • Poner agua a hervir, preparar agua con hielo.
  • Hacer una “x” con el cuchillo, meter los tomates en el agua durante 20 segundos y meter en el agua con hielo. Trabajar en lotes, si es necesario, hasta que todos los tomates hayan sido blanqueados.
  • Cuando los tomates estén frescos, eliminarlos del agua. Con un cuchillo afilado para pelar, pelar la piel de los tomates; debe deslizarse fácilmente. Cortar los tomates en mitades o cuartos, dependiendo del tamaño, y tire suavemente las semillas con los dedos. Los tomates no tienen que estar perfectamente sin semilla, pero se debe hacer todo lo posible para limpiarlos para que solo quede la carne del tomate.
  • Coloque los tomates en un plato poco profundo para hornear o asar y se sazona con sal. Dispersar el ajo, el tomillo, el orégano y la pimienta roja sobre los tomates. Verter el aceite de oliva a todos. Hornear hasta que los tomates estén arrugados y dorados en los bordes, de 3 a 4 horas. Convertirlos y moverlos de vez en cuando mientras se hornea para que los tomates más próximos al borde no se quemen. Retirar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente.
  • Conservar en un recipiente hermético en el refrigerador por hasta 1 mes, completamente cubierto de aceite de oliva para evitar que el aire llegue a ellos.

Chalotas confitadas

Ingredientes:

  • 1,2 kg chalotas, peladas y reducidas a la mitad
  • 720 ml aceite oliva virgen
  • 6 ramas de tomillo
  • 2 hojas de laurel, aplastado

Elaboración:

  • Calentar el horno a 180ºC
  • Colocar las chalotas en una cazuela de horno. Cubrir completamente con el aceite de oliva y espolvorear con tomillo y laurel. Cubra bien con papel de aluminio. Hornear hasta que los chalotes tengan sabor dulce y suave, 45 minutos a 1 hora. Retirar del horno y dejar enfriar por completo. Almacenar en un recipiente hermético en el refrigerador.

Ajo confitado

Ingredientes:

  • 3 hojas de laurel, magulladas
  • 12 ramitas de tomillo fresco
  • 8 cabezas de ajo peladas
  • 480 ml aceite oliva virgen extra

Elaboración:

  • Precalentar el horno a 180ºC
  • En una fuente de horno mediano, combine el aceite de oliva, el ajo, el tomillo y el laurel. El ajo debe estar completamente cubierto por unos 2,5 cm de aceite. Hornear hasta que los dientes de ajo sean suaves, fragantes y ligeramente dorados, pero todavía mantengan su forma, a 45 minutos. Retirar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente.